Tips para preparar tu primera sesión de terapia online

¿Sabías que tras la pandemia la palabra clave “terapia online” ha incrementado más de un 40% su búsqueda en internet? Hoy en día empezar un proceso terapéutico online es tan fácil como hacer clic.
Tras la pandemia, cada vez más psicólogos optan por la terapia online como alternativa única o complementaria a la terapia presencial.  Se trata de una modalidad que resulta muy atractiva ya que, además de ahorrar en costes y tiempo de desplazamiento, brinda la posibilidad de hacer accesible un proceso terapéutico a muchas más personas y desde cualquier parte del mundo. 

Sin embargo, aunque la terapia online tiene muchos puntos en común con una consulta presencial, lo cierto es que dar el salto a esta modalidad puede generar cierta inseguridad al inicio, sobre todo cuando se trata de la primera sesión. Si es este el caso, prepararse para ese primer encuentro  permitirá ganar la confianza necesaria y llevar un proceso terapéutico de la manera más natural y eficiente posible. 

Aspectos a tener en cuenta antes de la primera sesión de terapia online

La terapia online tiene algunas peculiaridades que la distinguen de la terapia presencial y que es necesario tener en cuenta. A diferencia de una consulta cara a cara con el paciente en la que se dispone de un espacio físico, previamente decorado y organizado, en la terapia online es imprescindible recrear ese espacio terapéutico antes de cada encuentro. He aquí algunas claves para ello: 

1. Crear un entorno terapéutico adecuado

Contar con un entorno terapéutico adecuado facilita la comunicación y ayuda a reforzar la confianza del paciente en el proceso, lo que contribuye a crear el rapport necesario para la terapia. Por eso es importante que durante la preparación de la sesión se conceda especial atención a todos los detalles del entorno que se perciben a través de la pantalla. En este sentido, es necesario comprobar que la luz sea adecuada. Se aconseja utilizar luz natural siempre que sea posible y ubicarse en una posición en la que la luz incida de frente para evitar el contraluz.

Asimismo, otro de los aspectos que se debe tener en cuenta es el fondo que se utilizará. Lo ideal es situarse delante de un fondo sencillo de tonos claros que aporte naturalidad e invite a la relajación como, por ejemplo, una pared blanca con una planta decorativa, una lámpara minimalista o una estantería con unos pocos libros. Se recomienda evitar los fondos monocromáticos ya que pueden resultar demasiado impersonales, así como los fondos demasiado cargados o llamativos ya que pueden funcionar como distractores.

2. Comprobar todos los aspectos técnicos

Es recomendable asegurarse de que la conexión a internet funciona de manera adecuada y configurar los permisos de la cámara y el micrófono. Sería conveniente realizar algunas pruebas de sonido para comprobar que el micrófono funciona bien y regular el volumen para favorecer una escucha óptima.
Si la acústica de la habitación no es lo suficientemente buena, usar auriculares puede ayudar a mantener una conversación más fluida. En ese caso, también es recomendable que se prueben con anterioridad. Asimismo, si se usa una webcam externa, se recomienda realizar algunas pruebas para que se coloque en el ángulo más adecuado.
En cualquier caso, los imprevistos pueden ocurrir, por tanto, sería conveniente tener un “plan B” para poder hacer frente a posibles contratiempos. 

3. Evitar todas las distracciones

A veces es muy fácil pasar por alto este aspecto durante la preparación de una sesión de terapia online. Sin embargo, no tener bajo control las distracciones puede hacer que se pierda fácilmente la concentración. Para evitar que esto suceda, lo ideal es tener un espacio donde nada ni nadie pueda interferir, de manera que se aproveche la intimidad y el anonimato que la terapia online ofrece. 

Asimismo, es aconsejable desconectar todos los dispositivos que no se estén utilizando en ese momento para evitar que puedan entrar llamadas o alertas. También se recomienda bloquear todas las notificaciones del dispositivo que esté en uso y evitar tener abiertos otros programas o aplicaciones diferentes al soporte de la videollamada que se esté utilizando en ese momento. 

Aspectos a tener en cuenta durante la primera sesión de terapia online

La terapia online exige algunas habilidades y acciones particulares que es recomendable poner en práctica para garantizar un buen proceso terapéutico. Estas son algunas de las claves a tener en cuenta:

1. Asegurarse de que el encuadre es el adecuado

Para asegurarse un buen encuadre en las sesiones lo primero que se debe hacer al abrir la cámara y el micrófono del dispositivo es comprobar que la otra persona nos escucha y nos ve bien. Es recomendable que, desde el inicio del proceso, se le comunique a la persona que, si en algún momento percibe que se pierde la conexión o necesita que se comente algún aspecto de nuevo porque ha surgido alguna interferencia, se sienta con la confianza y libertad de comunicarlo.

Otra recomendación para favorecer un buen encuadre es que se esté colocado a una distancia media del dispositivo, de manera que el rostro y hombros ocupen el centro de la pantalla. Para mantener este encuadre durante toda la sesión es recomendable evitar el cambio de posición de manera abrupta.

2. Prestar especial atención al lenguaje no verbal del paciente

Según un estudio realizado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid1, uno de los principales inconvenientes de la terapia online radica en sus limitaciones para captar información no verbal del paciente. Quizá por eso es tan importante centrarse en analizar cada detalle del lenguaje no verbal que transmite la otra persona desde el momento en que se abre la cámara: ¿cómo ha sido su saludo? ¿Qué expresiones realiza? Cualquier detalle tenido en cuenta favorecerá el proceso terapéutico. 

3. Prestar atención a los detalles del entorno

En este sentido, el entorno también es importante y puede ofrecer mucha información: ¿se ha elegido un fondo completamente blanco? ¿Dónde está sentado? ¿Qué objetos aparecen a su alrededor? ¿Desde dónde está hablando?

4. Cuidar el lenguaje no verbal

De la misma manera que el lenguaje no verbal del paciente desvela información, lo que dices a través de tus gestos puede tener un impacto en la persona al otro lado de la cámara. Por tanto, evita gesticular de manera exagerada a lo que el paciente esté contando y muéstrate natural. 

5. Crear un ambiente de confianza

Al igual que ocurre en la terapia presencial, en la terapia online es importante crear un ambiente de confianza en el que la otra persona se sienta cómoda y segura. El hecho de estar hablando a través de una pantalla puede complejizar esta tarea, por lo que además de intentar ser lo más cordial y empático posible, se deben tener en cuenta otros detalles que pueden marcar la diferencia. Por ejemplo, intentar mostrar una expresión gentil y amable en todo momento, así como mantener el contacto visual a través de la cámara durante toda la sesión. Asimismo, apuesta por una escucha activa en todo momento.

También es importante en estos casos, como se ha comentado anteriormente, que se le haga sentir a la otra persona con la confianza suficiente para comunicar cualquier interferencia o mejora que pueda detectar y que le pueda ayudar en el proceso. 

¿Qué hay que tener en cuenta después de una primera sesión de terapia online? Es conveniente que, tras una sesión, más si es la primera, se dedique un tiempo a reflexionar sobre posibles mejoras y puntos positivos que hayan podido ocurrir: ¿el paciente se ha sentido cómodo? ¿Se ha conseguido sentir la cercanía a través de las pantallas? ¿Han funcionado correctamente las tecnologías? ¿Se ha mantenido el encuadre adecuado durante toda la sesión? ¿Se ha sabido captar información del entorno y el lenguaje no verbal?
Por último, es importante no olvidar que es normal sentir cierta inseguridad cuando nos enfrentamos a algo que desconocemos. Sin embargo, actuar con naturalidad y brindar confianza y calidez al paciente no sólo beneficia a la otra persona sino que también aporta seguridad a uno mismo y ayuda a guiar el proceso terapéutico. Preparar la sesión con anterioridad y seguir estos tips también facilitará buenos resultados.

TherapyChat es la herramienta líder de psicología online, diseñada para que psicólogos titulados y colegiados puedan atender a pacientes de forma fácil, segura y confidencial.

1González-Peña, P., Torres, R., del Barrio, V. y Olmedo, M. (2017). Uso de las nuevas tecnologías por parte de los psicólogos españoles y sus necesidades. Clínica y salud28(2), 81-91. https://dx.doi.org/10.1016/j.clysa.2017.01.001

Artículos relacionados

Fotos blog (13)

Claves para evitar caer en la rutina a la hora de mantener relaciones sexuales

Fotos blog (10)

Por qué es importante visibilizar y hablar sobre el suicidio

Fotos blog (8)

Síndrome postvacacional: cómo lidiar con la vuelta a la rutina

Descarga nuestra aplicación

4,6/5
4.6/5

Sabemos que dar el paso para empezar a cuidarte no siempre es fácil. Por ello, esta semana te ofrecemos un 25% de descuento en tu primera suscripción. Usa el código: PLAN25

¿Quieres recibir una dosis semanal de psicología?

Recibe semanalmente el mejor contenido, información, curiosidades y consejos acerca de diferentes áreas de psicología

Suscríbete a nuestra newsletter

Al hacer clic en el botón “Suscribirme” manifiestas que has leído y aceptado nuestra Política de Privacidad y Cookies