¿Qué puedes esperar de la terapia?

Si nunca has ido a terapia o tampoco has tenido mucho contacto con la psicología en general, es importante poder entender qué podemos esperar de la terapia y cuáles son los límites de esta.

Muchas veces acudimos a terapia con problemas concretos y queremos soluciones concretas en el menor tiempo posible. Pero desafortunadamente, la terapia no es un remedio mágico. Es un proceso donde el psicólogo desempeña un papel de acompañamiento y guía, pero el trabajo tiene que venir de tu parte.

Es importante gestionar las expectativas antes de empezar la terapia con información libre de mitos acerca de lo que esta puede ofrecerte y lo que puedes esperar o no del terapeuta. De esta manera, no solo te ahorrarás frustraciones innecesarias, sino que serás capaz de comprometerte plenamente con tu tratamiento y poner manos a la obra para conseguir las respuestas y soluciones que estás buscando.

Alcanza tu mejor versión de la mano de un psicólogo

Expectativas sobre la terapia, lo que las sesiones con un psicólogo pueden ofrecerte

Muchas de las personas que acuden a terapia tienen dudas sobre cómo serán las sesiones con un psicólogo y se sienten inseguros. Es completamente normal. Sin embargo, a veces también llevamos con nosotros algunas creencias erróneas y expectativas demasiado elevadas, sobre todo si es nuestra primera vez en terapia. El problema es que a veces esas creencias y expectativas se convierten en demandas que no siempre se pueden, ni se deben, cumplir. Para evitar decepciones que puedan suponer un obstáculo para el tratamiento, lo mejor es tener claro desde el inicio qué puedes esperar de la terapia.

Apoyo para afrontar tus problemas

Ya sea que quieras superar una depresión o ansiedad, dejar atrás un trauma o aprender a gestionar mejor los conflictos del día a día, en la terapia encontrarás el apoyo que necesitas. Más allá de escucharte y comprenderte, el psicólogo se encargará de guiarte durante todo el camino para que encuentres la mejor solución a tus problemas. Todo esto enmarcado en un clima de aceptación absoluta, lo que significa que el terapeuta no te juzgará ni criticará en ningún momento, porque es consciente de que hasta ahora has hecho con tu vida lo mejor que has podido con las herramientas que tenías a tu disposición. Por tanto, si buscas validar tus emociones y experiencias, así como apoyo incondicional para superar tus problemas, en terapia podrás encontrarlo.

Debes tener en cuenta que el psicólogo siempre tratará de darte un papel activo sobre tu vida y, también, tu mejoría; lo que implica que tendrás que trabajar y buscar tus respuestas, y el psicólogo permanecerá a tu lado como un guía, pero jamás te indicará lo que debes hacer de primeras, ya que sería como ofrecerte el pescado sin haberte enseñado a pescar.

Recursos para enfrentarte a la vida

Muchas personas creen que en la terapia sólo encontrarán una solución a sus síntomas y malestar emocional, pero en realidad en las sesiones con el psicólogo se puede ir un paso más allá, si es tu intención. El terapeuta no sólo te ofrece apoyo cuando más lo necesitas sino que te arma con las técnicas y recursos necesarios para que, una vez salgas de la situación difícil en la que te encuentras, puedas enfrentarte a la vida tú solo. Desde recursos para comunicarte mejor con los demás y herramientas para gestionar conflictos de manera asertiva hasta técnicas para controlar la ira o aliviar el estrés; en la terapia podrás acceder a muchísimos recursos que te ayudarán a tener una mejor calidad de vida y un mejor equilibrio emocional, todo ello con el soporte de un aval científico detrás.

Herramientas para conocerte a ti mismx

La mayoría de las personas creemos conocernos muy bien, pero lo cierto es que es más lo que ignoramos que lo que sabemos de nosotros mismos. La buena noticia es que si quieres descubrir tu “yo” más profundo como punto de partida para abrazar tus luces y sombras, en las sesiones con el psicólogo encontrarás el espacio ideal para conseguirlo. A lo largo de la terapia, podrás aprender numerosas herramientas que te permitirán ahondar en tus emociones, sentimientos e ideas para descubrir quién eres en realidad. Conocerás de dónde provienen tus principales miedos, en qué momento la inseguridad se apoderó de ti y por qué no te atreves a salir de tu zona de confort. Sin embargo, también descubrirás cuáles son tus principales fortalezas e identificarás esas cualidades que habían pasado inadvertidas hasta ahora.

Confidencialidad y discreción

Muchas de las personas que acuden a terapia por primera vez temen mostrar sus sentimientos y pensamientos más profundos porque creen que podrían trascender del marco de la psicoterapia. Sin embargo, lo cierto es que en la terapia podrás hablar libremente de todo lo que cobra vida en tu mundo interior porque cuentas con la discreción y confidencialidad del psicólogo. El terapeuta no solo escuchará todo lo que tienes que decir sin poner en tela de juicio tus argumentos sino que se compromete a que esa información no salga de ese contexto. Por tanto, si necesitas desahogarte como nunca antes has hecho, la terapia es el entorno adecuado.

Mejoría paulatina   

La terapia no brinda resultados inmediatos, tendrás que tener un poco de paciencia y dedicar tiempo y esfuerzo a tu recuperación. De hecho, en un primer momento, debes saber que dedicarás unas pocas sesiones casi en exclusiva a la evaluación de tu problema y no tanto a la incorporación ya de un tratamiento y unas técnicas; y esto es un paso necesario para no proceder a lo loco a una terapia que luego resulte inefectiva. Sin embargo, a medida que vayan avanzando las sesiones, deberías ir notando que tus síntomas mejoran y que cada vez estás más cerca de tu objetivo inicial. De hecho, se estima que alrededor del 75% o 80% de las personas que acuden a psicoterapia experimenta una mejoría en los síntomas y cambios psicológicos importantes, por lo que si la estrategia que el terapeuta está aplicando es adecuada, deberías sentirte mejor a medida que pasa el tiempo. Si no ocurre así, quizá debas comentárselo a tu psicólogo para que cambie de estrategia o te derive a otro profesional.

Lo que no encontrarás en la terapia

Muchas personas deciden acudir al psicólogo cuando se sienten al límite de sus fuerzas emocionales. Por eso, suelen tener grandes expectativas sobre la terapia. Sin embargo, por mucho que quieras sentirte mejor y que la terapia funcione, debes tener en cuenta que existen algunas demandas que un proceso psicoterapéutico no podrá satisfacer.

Respuestas rápidas

La terapia no te dará respuestas rápidas a tus problemas. Sus resultados no se notan de un día a otro. Los primeros cambios requieren tiempo, paciencia y sobre todo, esfuerzo. Obviamente, a lo largo de las sesiones irás encontrando poco a poco respuestas a lo que sucede en tu interior y te armarás de herramientas y recursos para afrontar la vida de una mejor manera. Sin embargo, esto no ocurrirá de la noche a la mañana, las alteraciones que han tardado meses o, en algunos casos, años en instaurarse, no desaparecerán en tres visitas al psicólogo. Y cuanto antes seas consciente de esta realidad, antes podrás reducir tus expectativas y comprometerte de verdad con tu recuperación.

Soluciones mágicas

El psicólogo no te ofrecerá soluciones mágicas para tus problemas ni se encargará de resolverlos. Su función consiste en guiarte a lo largo del camino y brindarte los recursos que necesitas para encontrar las soluciones por tu cuenta. También te motivará a seguir adelante cuando te sientas desfallecer y te allanará el camino para que no se te haga cuesta arriba, pero no hará el trabajo por ti ni asumirá la responsabilidad por tus decisiones. Para conseguir resultados en la terapia deberás estar realmente comprometido con tu recuperación y bienestar, seguir las indicaciones del terapeuta y poner tu máximo empeño en cambiar lo que no está funcionando en tu vida. Tener un papel activo y responsable sobre tu vida es básico para mejorar ahora, pero también para guiar tu vida en el futuro de la manera más saludable para ti.

Desaparición de los problemas

Muchas personas acuden a terapia pensando que de esta manera sus problemas desaparecerán. Sin embargo, el objetivo de las sesiones con un psicólogo no es hacer que tus problemas desaparezcan sino aliviar el malestar que te ocasionan, ofrecerte las herramientas y fomentar las habilidades que necesitas para afrontarlos. El terapeuta no es un experto que solucionará el conflicto con tu pareja o los problemas con tus padres, sino que te ayudará y guiará para que lo hagas por tu cuenta. Tras la terapia es probable que muchos de los problemas que te acompañaban al inicio sigan estando ahí, ya que forma parte de la vida; la diferencia estará en que al terminar no te afectarán con la misma intensidad y además, estarás preparado para enfrentarte a ellos de una mejor manera.

Por último, si es tu primera vez en terapia, es probable que tengas muchas expectativas sobre el proceso terapéutico y los resultados. No pasa nada. También es función del psicólogo ayudarte a nivelar esas expectativas, explicarte lo que puedes esperar o no de la terapia y solventar todas las dudas que tengas al respecto.

En TherapyChat encontrarás profesionales que te pueden aconsejar, apoyar y ayudar a alcanzar tu mejor versión.

Artículos relacionados

consejos-para-primeras-citas

Consejos para primeras citas

depresion-o-tristeza-sus-principales-diferencias

Depresión o tristeza, sus principales diferencias

que-puedes-esperar-de-la-terapia

¿Qué puedes esperar de la terapia?

Descarga nuestra aplicación

4,6/5
4.6/5

Sabemos que dar el paso para empezar a cuidarte no siempre es fácil. Por ello, esta semana te ofrecemos un 20% de descuento en tu primera suscripción. Usa el código: PLAN20

¿Quieres recibir una dosis semanal de psicología?

Recibe semanalmente el mejor contenido, información, curiosidades y consejos acerca de diferentes áreas de psicología

Suscríbete a nuestra newsletter

Al hacer clic en el botón “Suscribirme” manifiestas que has leído y aceptado nuestra Política de Privacidad y Cookies