Las 6 Cs del liderazgo a distancia

El teletrabajo ha aumentado un 74% durante la pandemia en España, un dato sorprendente que nos sitúa ante nuevos retos y oportunidades. Una nueva forma de trabajar requiere la adopción de nuevas competencias y habilidades, principalmente de aquellos que dirigen equipos, líderes que en el ejercicio de conducir a las personas se han encontrado con una nueva oportunidad de mejora en sus competencias. 

Equipos trabajando a distancia, incertidumbre, novedades, adaptación del hogar como espacio de trabajo, nuevas formas de comunicación, desvinculación con el líder y un gran etcétera son las situaciones a las se han enfrentado los equipos con el teletrabajo. Si a un líder le definen sus competencias personales, veamos algunas que pueden serte de ayuda en una situación de teletrabajo. 

A nuevas necesidades, nuevos liderazgos.

Potencia tus habilidades de liderazgo. Habla con un psicólogo

1. Compasión

Interésate en las personas y lleva a cabo un ejercicio de comprensión sincero. Un líder compasivo se convierte en un humano que es capaz de tener un acercamiento comprensivo y sin juicios hacia las personas del equipo. 

En la era de la tecnología, lo humano se convierte en esencial: qué siente la persona del equipo que está teletrabajando en un piso pequeño con dos menores a su cargo, qué piensa el compañero que tiene dificultades para sentirse motivado desde la soledad de su escritorio, qué hace para evitar la frustración del teletrabajo aquella colaboradora que usaba la comunicación personal para motivarse… 

La comprensión necesaria para llegar a la compasión no acaba aquí. Ahora que sabemos qué sienten, qué piensan y qué hacen las personas del equipo de trabajo es el momento de formularnos otras preguntas: para qué piensan eso, para qué sienten eso y para qué hacen eso. Si te fijas bien, todos tenemos un motivo para hacer, pensar, sentir o comportarnos de una manera concreta. 

La compasión es una conducta que nos acerca a la parte más humana del equipo de trabajo. Podemos recuperar aquí el proverbio latino «Hombre soy, nada humano me es ajeno» de Publio Terencio Africano.

Liderazgo y compasión no significan dar consejos, sino escuchar, hacer sentir a cada miembro del equipo que les dedicamos tiempo con una escucha comprensiva de todo lo que estén dispuestos a comunicar.

2. Claridad

La comunicación ha cambiado con el teletrabajo. Por ejemplo, ya no puedo preguntar a mi compañera de oficina sobre el proyecto mientras esperamos juntos a que la máquina de café nos prepare el desayuno, hemos dejado de cruzarnos por el pasillo con el líder para que de manera informal nos haga llegar información que puede llegar a ser muy valiosa, etc. 

La comunicación con el teletrabajo utiliza distintos canales y códigos, por eso debe ser clara, concisa y pertinente. Debemos esforzarnos en que las pautas, fases, objetivos, tiempos y procesos queden definidos de una manera clara y explícita

Nunca sabremos si el vecino de un miembro del equipo está con el taladro y no le deja escuchar mientras explicábamos algo importante vía zoom. Para ello, nada mejor que utilizar estrategias de feedback como ruedas de conclusiones después de cada reunión, abrir turnos de preguntas o buscar la participación activa durante las intervenciones. 

3. Colaboración

Personas en todo el mundo separadas por miles de kilómetros trabajan en proyectos conjuntos y colaboran entre sí para generar sinergias. Nunca nada nos ha hecho evolucionar más como sociedad que la colaboración de equipos cuyos resultados son exponenciales y cualitativamente superiores al trabajo individual. 

Somos seres sociales que colaboramos para construir y, aunque hasta ahora lo hemos hecho de manera presencial, ha llegado el momento de aprovechar la oportunidad de colaborar con otras personas vía virtual

Colaborar motiva, nos hace pertenecer a un grupo, incrementa nuestras expectativas al sentir que la unión nos hace más fuertes, y genera recompensas emocionales que incrementan nuestros logros y bienestar

Como líder en una situación de teletrabajo, debes saber fomentar el trabajo en equipo, aprovechar todas las oportunidades que nos presta la tecnología, juntar a personas con diferentes competencias para que se complementen, generar sinergias y observar los resultados. Marca retos, pautas, equipos y recompensas

4. Contacto

Cuando hablas con las personas que están teletrabajando, la mayoría coinciden en que lo que más echan de menos es el contacto con el resto del equipo y personas en el espacio de trabajo. Conversaciones informales, momentos de distensión en las zonas comunes, almuerzos de equipo, los momentos de ocio al salir del trabajo, las miradas, las sonrisas y el afecto humano.

Un líder en la era del teletrabajo debe conocer estas necesidades e intentar generar espacios de contacto posibles. Se puede dar lugar a conversaciones informales a primera hora de la mañana cuando todo el equipo se conecta; quizás sea un buen momento de contacto informal los últimos diez minutos de las reuniones formales para comentar aspectos más triviales; y por qué comer solo en casa frente al televisor si podemos tomar el almuerzo juntos con el equipo vía zoom. 

Como líder, una buena gestión del tiempo de trabajo propio y del equipo implica establecer horarios sin interrupciones y horarios en los que podemos ser interrumpidos y estar abiertos a conversaciones. Planifica tu agenda y compártela con tu equipo, sepamos cuándo y cómo podemos contactar entre nosotros y fomentemos el contacto. 

5. Comunicación

Al ejercer el liderazgo en espacios de trabajo presenciales, cada líder conoce la forma más efectiva de comunicación con cada miembro del equipo. Unas personas podían ser más o menos extrovertidas y tener necesidades de comunicación acordes a su personalidad, y otras, podían preferir comunicaciones formales a las informales, o comunicaciones muy directivas o, por el contrario, una comunicación más personal y basada en el acuerdo mutuo. 

La cuestión es preguntarnos si la comunicación que se llevaba a cabo hasta ahora con cada miembro del equipo es eficaz en un entorno laboral de teletrabajo. Quizás la persona que antes prefería conversaciones basadas en la búsqueda de acuerdos para alcanzar los logros, se comunique de forma distinta en la virtualidad y prefiera unas indicaciones más directivas. El equipo es cambiante, nuestra forma de comunicarnos puede variar mucho dependiendo de los componentes de la comunicación que entren en juego. Todos conocemos a alguien que en persona es muy tímida pero en redes sociales es muy extrovertida, ¿no debería cambiar mi forma de comunicarme con esa persona dependiendo del contexto?

La capacidad de conocer al equipo y usar las estrategias comunicativas más eficaces para influir positivamente sobre las personas debe mantenerse con la llegada del teletrabajo. Un líder no puede perder la oportunidad de adaptarse a estos cambios en la comunicación. 

6. Crecimiento

El crecimiento personal y profesional es la base de la motivación y la implicación en un proyecto. Los líderes lo saben, y así se lo hacen notar a sus equipos de trabajo. Hay personas que nos acompañan y nos facilitan ese crecimiento. Un buen líder es una de esas personas. 

Todos hemos escuchado la frase de “cuidar al cuidador”; pues ha llegado el momento de cuidar al líder.

El liderazgo actual requiere adquirir competencias de autocuidado que nos ayuden a estar en una posición más fuerte frente a los retos. 

Algunos ejemplos de autocuidado que nos ayudan de manera indirecta en el crecimiento personal y profesional son: marcar una hora límite al día para hacer desconexión digital, hacer ejercicio de manera regular, cuidar nuestra alimentación, revisar y adaptar nuestras metas y objetivos regularmente y, buscar ayuda si lo consideramos necesario. 

En definitiva, observar, comprender, comunicar y dar soporte son las claves para ejercer un buen liderazgo e influir sobre las personas en la dirección de unos logros y objetivos. El teletrabajo requiere de unas habilidades nuevas para conseguir las metas del líder

En los últimos años, nunca hasta ahora, nos habíamos enfrentado a un cambio de paradigma tan importante en el sector productivo de nuestras sociedades, cambio que requiere que las personas nos adaptemos a una nueva realidad que ofrece nuevas oportunidades y manera de entender y hacer las cosas. 

Estamos ante un reto personal y laboral, pero, ¿no es el líder la persona que conduce a los equipos de trabajo a la consecución de metas? Se abre ante nosotros una forma de liderazgo que puede ofrecer oportunidades que aún tenemos que descubrir. 

En TherapyChat contamos con varios psicólogos y coaches que te pueden ayudar a potenciar tus habilidades de liderazgo.

Artículos relacionados

Consejos-para-hacer-amigos-teletrabajando

Consejos para hacer amigos en la oficina teletrabajando

Liderazgo-a-distancia

Las 6 Cs del liderazgo a distancia

acaba_con_el_ghosting

Ghosting – Cómo reconocerlo y lidiar con ello

Descarga nuestra aplicación

4,6/5
4.6/5

¿Quieres recibir una dosis semanal de psicología?

Recibe semanalmente el mejor contenido, información, curiosidades y consejos acerca de diferentes áreas de psicología

Suscríbete a nuestra newsletter

Al hacer clic en el botón “Suscribirme” manifiestas que has leído y aceptado nuestra Política de Privacidad y Cookies