Saltar navegación

Identificar los síntomas de la dependencia emocional.

¡Hablemos!

¿Qué es la dependencia emocional?

El dependiente emocional tiene a su pareja totalmente idealizada, considerándola lo más importante de su vida y sometiéndose a ella porque tiene terror a una posible ruptura.

Este sentimiento lleva a que el dependiente sufra cada vez que algo se interpone entre los dos o cuando las cosas no vayan bien.

Una persona dependiente emocional durante una relación tiene pánico al abandono y es probable que en el momento de la ruptura aparezcan problemas como necesidad de tener contacto con la ex-pareja, angustia, desesperación, pensamientos obsesivos, tristeza o problemas para dormir.

¿Tengo dependencia emocional?

Para detectar si eres una persona dependiente emocionalmente debes reflexionar si te cuesta sentirte autónoma, o si te obsesiona la relación que tienes.

Los siguientes síntomas te pueden ayudar en tu reflexión:
- Tengo miedo a la soledad, al rechazo o al abandono.
- Si no tengo pareja lo paso mal y me obsesiono con tenerla.
- Intento agradar para que me quieran.
- Cuando me dañan no soy capaz de poner límites claros y firmes.
- Controlo a mi pareja y me obsesiono con ella.

¿A qué me puede ayudar la terapia psicológica?

Eliminar la dependencia emocional es posible, se trata de un proceso más llevadero y eficaz con la ayuda de un psicólogo.

El amor es una parte fundamental en la vida de las personas, pero para disfrutar de él en pareja es importante que uno se sienta bien consigo mismo. Por ello, una de las facetas importantes para disfrutar del amor en pareja de forma equilibrada es desarrollarse como personas y saber estar solos. Una vez que uno se siente bien consigo mismo empezará a disfrutar del amor de forma sana y no dependiente.