Cómo identificar “red flags” en una oferta de trabajo

Actualmente, encontrar un trabajo es una de las cosas que más preocupa a todas las personas adultas, y no se trata de una tarea fácil con las diferentes crisis que estamos pasando. Además, buscar trabajo es un trabajo en sí mismo que requiere mucho tiempo y esfuerzo navegando entre los diferentes portales de empleo, buscando entre todas las ofertas cuál es en la que encajas, o llamando a la “puerta” de las empresas en las que querrías trabajar. Desde luego puede ser agotador.

Así que no es difícil, y puede que te haya pasado, que después de días y muchas horas de dedicación encuentres una oferta de trabajo en la que cumples requisitos y a la que te tires de cabeza, pasando por alto algunas señales o advertencias. Llevas tanto tiempo buscando que es como cuando en verano llegas a la playa y hace tanto calor que vas corriendo a bañarte sin percatarte si hay bandera roja o verde.

Pues en el ámbito laboral puede que te encuentres también banderas rojas o red flags que tener en cuenta antes de aplicar a una oferta. Vamos a dejarte algunas de ellas para que puedas empezar a detectarlas y reconocerlas.

Potencia tus habilidades profesionales de la mano de un psicólogo

Red Flags a las que estar atento

Estas son algunas de las señales que no puedes pasar por alto cuando las veas en una oferta. De hecho algunas de estas red flags que te comentamos son las que según la Oficina de Seguridad del Internauta, más usan los ciberdelincuentes en internet.

  • Ofertas mal redactadas, con muchas faltas de ortografía o incompletas. Puede que haya ofertas que sean muy interesantes, pero si aparecen con faltas de ortografía o mal redactadas es una advertencia clara de que estás directamente ante una oferta fraudulenta. Sospecha también si el idioma en el que está redactado parece mal transcrito o traducido. Las empresas serias cuidan mucho la redacción de sus anuncios de empleo.
  • Descripción vaga. Una oferta en la que no se concretan detalles más específicos como las responsabilidades a desarrollar, o fechas aproximadas de incorporación, es una mala señal. Cuanto menos, podría hablarnos de una empresa con mala organización.
  • Trabajo desde el extranjero o trabajo desde casa comprando únicamente el material. Si a estas dos posibilidades le añadimos que ofertan unas muy buenas condiciones económicas para las que no se requiere experiencia, podrías estar ante un fraude. Se trataría de una estrategia que reúne condiciones muy atractivas: ganar dinero, rápido y fácil.
  • Rellenar encuestas y ganar dinero. Existen algunas ofertas en las que se ofrece mucho dinero a cambio de cumplimentar encuestas para diferentes marcas. El problema en esto viene cuando te piden una pequeña inversión previa de, por ejemplo, 20-25 euros para poder acceder a dichos cuestionarios.
  • Solicitud de dinero previo. Una empresa seria no te va a pedir dinero bajo ningún pretexto. Así que, ten cuidado si tras aplicar en la oferta, se ponen en contacto contigo solicitando dinero para algún tipo de gestión como gastos administrativos, o el envío de alguna documentación necesaria y que, supuestamente, después te será reembolsado. Puede ser una señal de que la empresa no está en una buena situación económica o que sea una falsa oferta de trabajo. Adicionalmente, sospecha si el dinero te lo solicitan a través de Money Gram o Western Union que suelen ser las empresas usadas para este tipo de fraudes.
  • Solicitud de datos personales desde el principio del proceso de selección. Como en el caso anterior, cuando te solicitan en primera instancia o en una fase muy temprana del proceso este tipo de información, podrías estar ante un fraude. Los datos personales, junto con el número de la seguridad social o los datos bancarios, son confidenciales y muy sensibles, y no es normal que te los pidan antes de tiempo. 
  • No te convocan a ninguna entrevista previa o tienen mucha prisa en contratarte. Si tras aplicar no te citan para una entrevista formal previa sino que te confirman que van a contratarte en base únicamente a tu currículum, ésta puede ser una señal de que algo raro está pasando. Las entrevistas formales son necesarias y, además, te van a permitir obtener una mayor información de la manera de trabajar, de la posición a la que estás aplicando así como del entorno laboral en el que te encontrarías.
  • Te contactan desde otra empresa diferente a la que has aplicado. Puede que de primeras no le des importancia y pienses que es una subcontrata que realiza los servicios de selección para la empresa, pero se trata de una de las advertencias de que podrías estar ante una oferta falsa.
  • Te proporcionan un número de teléfono al que llamar que es de pago o tarificación especial. Puede que des con algún anuncio con un mensaje similar a “no lo dudes, llama y obtén más información”. El primer teléfono proporcionado puede que sea un móvil, pero de ahí suelen facilitarte otro número al que llamar a continuación que es de prefijo 806, 905 o similar, y que tienen una tarificación especial. Ahí está el engaño.
  • Te llega una oferta de trabajo a tu correo directamente sin que hayas aplicado a ninguna. Si recibes un correo con una oferta de trabajo que casualmente ofrece unas condiciones y retribución demasiado buenas para ser verdad, y que además te adjunta o te pide que rellenes algo a través de un enlace, es muy probable que estés ante un posible fraude.
  • El correo desde el que te contactan o que te proporcionan es gratuito. Con esto nos referimos a que por regla general la empresa suele usar un correo institucional, es decir, suele tener su propio dominio en la dirección de correo que te facilitan, por ejemplo recursoshumanos@nombredelaempresa.com, y no suelen usar gmail, hotmail, etc.
  • Oferta de empleo que se publica periódicamente. Si observas que una oferta de empleo aparece cada cierto tiempo nuevamente anunciada puede que se trate de una posición con alta rotación de empleados. Aunque el hecho de que haya rotación no siempre tiene que ver con algo malo, puede estar indicando que las condiciones o el ambiente laboral no es muy bueno y hace que la gente tome la decisión de irse a otras empresas.

Y ahora, ¿qué hago?

Por tanto, tómate un momento antes de enviar tu curriculum o incluso si ya has aplicado a la oferta, y observa si detectas algunas de las anteriores advertencias. En el caso de que así fuera, te recomendamos que:

  • Busca información de la empresa por internet. Mira si existe la propia empresa, noticias sobre la misma, qué opiniones tiene, si existen o no otras ofertas para otros puestos, a qué se debe su alta rotación si la tiene, si el salario ofertado se ajusta a las funciones a realizar, etc.
  • No hagas pagos de dinero. En los procesos de selección no tienes que hacerte cargo de ningún coste. 
  • Sospecha si te piden tus datos y no los des. Como decíamos, los datos son una información muy sensible y hay que cuidar a quién se los proporcionamos, ya que en malas manos podría traerte consecuencias no muy deseables. 
  • Si te ha pasado, denúncialo y coméntalo por tus círculos cercanos.
  • Mantente informado. Muchas de las estrategias empleadas en estas falsas ofertas se van refinando y perfeccionando, por lo que resulta importante que permanezcas informado de las nuevas formas que usan los ciberdelincuentes.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) añade además ciertas recomendaciones si te has topado con alguna de las red flags comentadas en el anterior apartado:

  • No contestar a correos que te lleguen con una oferta sin proceso de selección previo.
  • No abrir ficheros adjuntos o seguir enlaces que te indiquen en esos correos.
  • No facilitar ni datos bancarios, ni personales y por supuesto, no realizar el ingreso que te soliciten.
  • En caso de que dudes sobre si estás ante un correo con una oferta de trabajo fraudulenta, la OSI te recomienda “realizar búsquedas en Google con frases claves que contenga el mensaje”. Con esta acción es posible que encuentres a otras personas que hayan pasado por el mismo fraude y te será más fácil identificar si tú también estás siendo víctima.
  • Si detectas que la empresa es española y su sede se encuentra en España, la OSI nos insta a denunciar ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En concusión

Si estás en ese proceso arduo de buscar empleo, conocer estas red flags te ahorrará tiempo y disgustos. Así que activa tu radar sobre todo ante esas ofertas que son, en ocasiones, demasiado buenas para parecer ciertas, y que ofrecen grandes cantidades de dinero, de manera rápida y casi sin requisitos; o, en el otro polo, ante aquellas que comienzan pidiéndote dinero, datos o que llames a un número de teléfono de pago especial. Y si crees que ya has podido ser perjudicado por algunas de estas ofertas fraudulentas, no dejes de acudir y denunciar tu caso.

En TherapyChat encontrarás profesionales que te pueden aconsejar, apoyar y ayudar a alcanzar tu mejor versión.

Artículos relacionados

Cómo aplicar la inteligencia emocional en el trabajo

Cómo aplicar la inteligencia emocional en el trabajo

Establecer-metas

Cómo establecer metas realistas

Cómo-identificar-red-flags-en-una-oferta-de-trabajo

Cómo identificar “red flags” en una oferta de trabajo

Descarga nuestra aplicación

4,6/5
4.6/5

Sabemos que dar el paso para empezar a cuidarte no siempre es fácil. Por ello, esta semana te ofrecemos un 20% de descuento en tu primera suscripción. Usa el código: PLAN20