Claves para evitar caer en la rutina a la hora de mantener relaciones sexuales

Las vacaciones son un soplo de aire fresco para cualquier pareja. Una oportunidad para descubrir nuevos destinos y aficiones, pasar más tiempo de calidad juntos y recuperar la pasión en el sexo. De hecho, según reveló un estudio de la Federación Española de Sociedades de Sexología, durante las vacaciones las parejas no solo tienen más sexo sino que este es mejor. Sin embargo, cuando llega la hora de retomar las actividades laborales y responsabilidades cotidianas, muchas parejas también vuelven a su rutina sexual.

Sumidos en las prisas cotidianas, las tensiones del día a día y una larga lista de tareas, muchas personas ven cómo la falta de tiempo libre les roba la fantasía y la creatividad sexual a la que dieron rienda suelta durante las vacaciones. De esta manera y sin darse cuenta, pueden terminar entrando en una especie de estancamiento sexual en la pareja que no solo afecta a la calidad del sexo sino que también suele ser una fuente de frustración y problemas que, a largo plazo, pueden pasar factura a la estabilidad y bienestar de la relación.

Aprende a gestionar el malestar en tu relación de pareja de la mano de un psicólogo

¿Por qué es tan fácil caer en un estancamiento sexual tras unas vacaciones apasionadas?

Llega un momento, que a menudo coincide con la vuelta de las vacaciones, en el que muchas parejas sienten que su vida sexual se ha estancado. La mayoría de las veces la rutina es la responsable. Aferrarse a una única manera de disfrutar del sexo que, además, en muchos casos debe ser planificado y en un mismo entorno, puede limitar la creatividad y capacidad de innovar en la pareja e, incluso, llegar a afectar a su libido. Sin embargo, esta no es la única causa, también existen otras razones por las que una pareja puede llegar a un estancamiento sexual tras unas vacaciones apasionadas.

1. Exceso de estrés y preocupaciones

El bienestar personal es fundamental para una relación sexual plena. Si uno de los miembros de la pareja sufre estrés, está angustiado, ansioso o lleva sobre sus hombros una pesada carga de preocupaciones, es muy fácil que deje de prestarle atención al sexo y, por tanto, la capacidad para innovar y experimentar cosas nuevas caiga en picado. Teniendo en cuenta que, en la actualidad, muchas parejas tienen que lidiar con el estrés en su día a día, no es extraño que al retomar sus responsabilidades laborales vuelvan las preocupaciones y tensiones y, con ellas, la rutina en el sexo.

2. Falta de comunicación

Una buena comunicación también es fundamental para el buen sexo en la pareja. Y esto no solo implica dedicar tiempo a hablar sobre las preferencias sexuales de uno u otro miembro, comentando las cosas que más y menos les gustan, sino que también se refiere a la comunicación no verbal. Dedicar tiempo a prepararse para el sexo, disfrutando de caricias, mimos y juegos eróticos es casi tan importante como el acto sexual en sí. El problema es que, sumidos en las prisas cotidianas, muchas parejas se olvidan de los preliminares, que son los que a menudo marcan la diferencia.

3. Relegar el sexo a un último plano

Muchas parejas, sobre todo aquellas que llevan mucho tiempo juntas, terminan restando importancia al sexo en la relación. Sin embargo, si bien es cierto que, a medida que la relación avanza hay otros factores que van cobrando una mayor relevancia como el vínculo emocional, la comprensión o el compromiso con un futuro en común, las relaciones sexuales siguen siendo un punto de conexión fundamental en la pareja. Por eso, es habitual que, cuando las parejas retoman su ritmo de vida cotidiana y priorizan otras cuestiones, como el trabajo o el cuidado de los niños, el sexo deje de resultar tan atractivo y caiga en una especie de estancamiento.

4. Otros problemas en la pareja

Algunas personas creen que con una escapada romántica o unas vacaciones idílicas en pareja conseguirán solucionar los problemas que afectan a la relación. Si bien es cierto que estos planes pueden ser una buena opción para hablar sobre las dificultades que atraviesa la pareja e intentar arreglar los problemas, no son una solución mágica. Si, al volver, los problemas persisten, es probable que terminen pasando factura a otras áreas de la relación como la comunicación o el sexo. A fin de cuentas, es difícil que los problemas que no se pueden solucionar fuera de la cama se arreglen bajo las sábanas.

5. Alteraciones hormonales y metabólicas

Aunque suele pasarse por alto muchas veces, lo cierto es que los cambios hormonales y metabólicos que afectan a los miembros de la pareja son uno de los motivos más habituales por los que se puede llegar a la rutina sexual. Y es que, más allá del ciclo menstrual femenino, existen otras alteraciones que pueden limitar las ganas de innovar y experimentar cosas nuevas en el sexo. Por ejemplo, ¿sabías que la insuficiencia de vitamina D, la vitamina del sol, puede afectar el funcionamiento sexual y reducir la pasión? Asimismo, un desequilibrio en el adecuado funcionamiento de las tiroides puede afectar a la libido y limitar el funcionamiento en la cama.

Cinco recomendaciones para mantener la chispa sexual en la pareja

Disfrutar del sexo e innovar en la cama durante las vacaciones es fácil, lo complicado es mantener esa chispa encendida durante el resto del año, bien lo saben las parejas que llevan mucho tiempo juntas. Sin embargo, eso no significa que sea imposible prevenir el estancamiento sexual. Mantener una comunicación abierta y sincera con la otra persona, que permita hablar de sexo sin tabúes ni estereotipos, es una de las claves fundamentales para evitar caer en la rutina sexual, aunque no es la única. También es importante mantener a raya el estrés y la ansiedad, así como cuidar del bienestar personal. Además, existen algunas claves prácticas que pueden ayudarte:

1. Concede al sexo la importancia que merece

Reflexionar sobre la importancia que tiene el sexo en tu vida e invitar a tu pareja a que haga lo mismo puede ser un buen recurso para concederle el lugar que merece en la relación. Preguntarte qué es el sexo para ti, cómo te hacen sentir las relaciones sexuales, si realmente te gusta tu vida sexual con tu pareja y qué cambiarías de ella puede ayudarte a comprender mejor tu relación con el sexo. Es el primer paso para identificar las creencias que te limitan en tu vida sexual actual.

2. Dedica más tiempo de calidad a tu pareja

Para evitar el estancamiento sexual tras volver de las vacaciones es fundamental dedicar más tiempo a la pareja. Y esto no solo significa más tiempo para disfrutar de los preliminares o de una nueva experiencia sexual, sino también tiempo para compartir momentos únicos y de calidad con la otra persona, ya sea para ver una película acurrucados en el sofá o dar un paseo relajante en la naturaleza. De esta manera, no solo se estrechará el vínculo emocional sino que se estimulará la intimidad en la pareja, un elemento clave para mantener activo el deseo sexual.

3. Convierte el erotismo en tu mejor aliado

El erotismo es el ingrediente secreto de un buen sexo en la pareja. Por tanto, si quieres mantener siempre encendida la chispa en tu relación, tendrás que redescubrir el erotismo y convertirlo en el pan de cada día. Obviamente, no todas las personas disfrutan del erotismo de la misma manera, mientras que para unos el baile puede resultar muy seductor, otras pueden preferir las películas eróticas o un masaje corporal. La clave está en que cada pareja descubra las sensaciones que le resulten más gratas y placenteras para que puedan recurrir a ellas a la hora de combatir la rutina en la cama.  

4. Da rienda suelta a tu creatividad

La imaginación y la creatividad son los mejores aliados del sexo en la pareja. No solo forman parte natural de la sexualidad sino que favorecen el deseo y la excitación. Por eso, una buena manera de evitar caer en la rutina sexual en la pareja consiste en dar rienda suelta a la imaginación y contar a tu pareja esas fantasías o deseos sexuales que te gustaría probar en alguna ocasión. ¿No se te ocurren demasiadas ideas? Siempre puedes recurrir a la literatura o cine erótico para encontrar inspiración y dejar volar tus propios pensamientos.

5. Sorprende a tu pareja con un plan diferente

Los planes no son solo para las vacaciones, de vuelta a la rutina también puedes organizar una escapada romántica, sorprender a tu pareja con una cena a la luz de las velas o visitar un spa relajante. Estos planes fortalecerán la relación, ya que ayudan a la pareja a compenetrarse mejor y reforzar su vínculo emocional y, además, pueden convertirse en un buen estímulo para mantener encendida la pasión y el deseo sexual.

Por último, recuerda que si bien una relación estable no debe basarse exclusivamente en el sexo, mantener la pasión en la pareja es fundamental para tener una relación sana. Por tanto, evita caer en la rutina sexual y busca alternativas para explorar nuevas experiencias que mantengan encendida la chispa no solamente en vacaciones, sino durante todo el año. Sin duda, es una excelente manera de consolidar la relación y regalarte la oportunidad de disfrutar del erotismo y descubrir el placer como nunca antes.

En TherapyChat encontrarás profesionales que te pueden aconsejar, apoyar y ayudar a alcanzar tu mejor versión.

(2007) El sexo, mejor en vacaciones. En: 20 minutos.

Morales, M. y Cardona, M. (2021) Relación entre la vitamina D y la salud sexual y reproductiva masculina. Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia; 48(2): 177-183

Artículos relacionados

Fotos blog (13)

Claves para evitar caer en la rutina a la hora de mantener relaciones sexuales

Fotos blog (10)

Por qué es importante visibilizar y hablar sobre el suicidio

Fotos blog (8)

Síndrome postvacacional: cómo lidiar con la vuelta a la rutina

Descarga nuestra aplicación

4,6/5
4.6/5

Sabemos que dar el paso para empezar a cuidarte no siempre es fácil. Por ello, esta semana te ofrecemos un 25% de descuento en tu primera suscripción. Usa el código: PLAN25

¿Quieres recibir una dosis semanal de psicología?

Recibe semanalmente el mejor contenido, información, curiosidades y consejos acerca de diferentes áreas de psicología

Suscríbete a nuestra newsletter

Al hacer clic en el botón “Suscribirme” manifiestas que has leído y aceptado nuestra Política de Privacidad y Cookies