Body shaming, body positivity y body neutrality: ¿qué son y cómo nos afectan?

El Body shaming entró en las redes sociales como una bomba que estalló llevándose de por medio el amor propio y desnivelando la autoestima de cualquiera. Principalmente se dio a conocer en redes sociales, pero, si nos fijamos bien, está por todas partes y lleva más tiempo entre nosotros de lo que pensamos. 

Trabaja tu autoestima y amor propio de la mano de un psicólogo

¿Qué es el Body Shaming? 

El body shaming se trata de una práctica en la que las personas critican o avergüenzan a otras por su apariencia física: ya sea por su celulitis, estrías, acné o manchas, por tener unos kilos de más o de menos, etc. 

Hoy en día estamos muy expuestos a la crítica debido a esa sobreexposición que producen las redes sociales, lo que ha hecho que, desgraciadamente, el body shaming esté muy aceptado socialmente aunque no se reconozca abiertamente. Esta circunstancia no es algo novedoso, la sociedad en la que vivimos se cimienta en el culto a la imagen perfecta, inalcanzable e irreal que nos acecha en las revistas de moda, en el cine, la televisión, los escaparates o los anuncios.

No sólo en las redes sociales entre gente anónima, sino también en círculos cercanos y familiares en los que son frecuentes comentarios como “has adelgazado, estás mucho más guapa”,  “te has puesto fondona” o, en el polo contrario, “estás demasiado flaca, tienes que comer más” o “estás demasiado delgada, parece que estás enferma”. 

Los comentarios que hacen referencia a juicios que hacemos sobre los cuerpos de otras personas están, como ya te habrás dado cuenta, muy normalizados. Frecuentemente se dicen sin pensar o incluso queriendo ayudar, pero sin tener en cuenta que más allá de la salud física se encuentran también la salud mental y la autoestima de esa persona.

¿Cuál es el origen del Body Shaming?

Si echamos la vista hacia atrás para ver realmente cuándo comienza, de dónde viene y por qué se crea realmente el body shaming, nos damos cuenta de que está basado en un concepto de crítica hacia la belleza que realmente depende mucho de quién lo ve y de factores circunstanciales; por lo tanto, es tan subjetivo como el concepto en sí de belleza.  El concepto de belleza va cambiando y el body shaming evoluciona a la par.

En relación a esto, podemos plantearnos una serie de preguntas; ¿qué es realmente la belleza?, ¿quién decide qué es lo bonito y lo feo?, ¿qué es lo que está bien y qué es lo que está mal físicamente?, ¿en una tribu zulú tendrían el mismo concepto de belleza que yo?.

Muchos autores han intentado definir el concepto de belleza con el paso del tiempo y nos damos cuenta de que no hay un concepto único, no hay una definición exacta ya que es tan subjetivo que varía conforme pasan los años y sus diferentes cánones de belleza en los distintos siglos y  culturas. 

Sin embargo, todos los seres humanos buscamos ser de una forma u otra aceptados, y esto hace que busquemos ese modelo de perfección idealizado. 

¿Qué consecuencias puede tener el Body Shaming?

Es importante que nos concienciemos y evitemos hacer este tipo de comentarios ya que, aunque se hagan con la mejor intención posible, podemos hacer mucho daño. 

  • Hay personas que no tienen una autoestima estable, o que muestran una visión distorsionada de su imagen corporal que cualquier comentario errado puede fortalecer esta percepción distorsionada. Asimismo, se puede favorecer que empeore la relación con su autoimagen, su autoestima y su amor propio
  • Se ha comprobado que los comentarios frecuentes en torno al peso podrían ser un factor favorecedor para desarrollar una autoestima muy desnivelada, lo que puede llegar a desencadenar importantes problemas psicológicos y emocionales, como por ejemplo: inseguridades, ansiedad, depresión, problemas de alimentación, alcoholismo, obsesiones, etc.
  • Hemos normalizado cuál es el ideal del cuerpo perfecto, por eso muchas veces cuando vemos a alguien que ha perdido un poco de peso o que está haciendo esfuerzos por mostrar una imagen más aceptada socialmente, le tendemos a felicitar. Dentro de la sociedad es algo normal, no nos cuestionamos si lo que hacemos está bien o está mal, pero el problema está en que estos mensajes llegan a un público cada vez más joven, creándose modelos de belleza erróneos que se anhelan conseguir a través de dietas imposible o del uso de productos especiales, de retoques estéticos o de cirugía. 
  • Nos enseñan que no todos los cuerpos son iguales, pero que hay cuerpos y caras más bonitos que otros y que, en función de cómo te ubiques en esta escala, adquirirás diferente valor. Obviamente esto no es así; lo único que nos aporta pensar de este modo es un empobrecimiento de nuestro amor propio y la disminución de nuestra autoestima, partiendo de una creencia errónea que entorpece la aceptación y validación de uno mismo, pues toda persona es válida independientemente de esa belleza canónica que en muchas ocasiones no existe (vease la utilización de filtros y photoshop que muestran caras y cuerpos imposibles e inexistentes).

El ponernos como meta que nuestro cuerpo se ajuste a estos cánones de belleza es algo muy dañino para nuestra autoestima y nuestro amor propio ya que tendemos a compararnos con algo que es irreal o que desconocemos en su totalidad. 

Tú no eres tu talla, ni un peso; no eres tu pelo, ni tus piernas: eres mucho más. Tú no eres tu cuerpo. Tu cuerpo no te define, al igual que el cuerpo de otros no les define a ellos. El cuerpo es sencillamente una herramienta para vivir que tienes que conocer, aceptar, respetar, no juzgar, cuidar, nutrir y fortalecer, pues es el medio con el que te vas a desenvolver con el entorno.

El cuerpo se va transformando y cada año somos diferentes. Es importante valorarnos o basar nuestra autoestima no solo en nuestro físico sino en otras muchas cosas, como nuestros valores, nuestro trabajo, nuestros logros, nuestras metas, … 

Cómo luchar contra el Body Shaming: con el Body Neutrality y el Body Positive

Toma nota:

  • No existen cuerpos perfectos o imperfectos; sólo son cuerpos.
  • No hay dos cuerpos iguales, todos son diferentes.
  • Evita comentarios que aluden a la apariencia del resto.  
  • Valida tu cuerpo y el de los demás, es decir, trátalos desde el cariño. Es normal que tengamos días en los cuales nos vemos mejor y otros en los que nos vemos peor. 

Con la llegada de la tecnología, la globalización, el photoshop, las redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, TikTok y blogs) y los influencers, se ha viralizado una realidad que ya existía (el body shaming). Pero también estos mismos medios sirven cada vez más para dar voz a movimientos que promueven los cuerpos naturales, un concepto de belleza vinculado al hecho de ser fiel a uno mismo y atendiendo a lo que cada uno considera que es bello. Así, podemos ver el nacimiento de dos movimientos:

  • El body positive fue creado inicialmente para empoderar los cuerpos reales desafiando los estándares de belleza poco realistas, promoviendo cortar con esos cánones de belleza y visibilizando aquellos que no los cumplen, impulsando así a amar las imperfecciones. Se basa en la idea de que hay muchas maneras de ser bello y de que podemos apreciar y amar nuestros cuerpos dejando de lado los estándares de belleza de la sociedad. Es un movimiento centrado en adoptar actitudes positivas hacia nuestros cuerpos sean como sean: ¡Ama tu cuerpo! ¡Todos los cuerpos son bonitos! ¡Mi cuerpo es bello con todos sus “defectos”! 
  • Por otro lado el body neutrality, se basa en visibilizar la diversidad corporal, considerando el cuerpo como algo neutro; hace hincapié en que no es necesario estar siempre agusto con nuestros cuerpos sino que habrá veces en las que no lo estaremos y eso es normal, como nos pasa con otras facetas de nosotros mismos. Se enfoca en que puedes cuidar tu cuerpo, disfrutar de él integrándolo como una máquina que te ayuda a moverte por el mundo y a vivir; una máquina que hace muchas cosas por ti como, por ejemplo, sentir el abrazo de alguien al que quieres, oler unas flores, ver tu serie preferida… Es decir, el body neutrality te invita a ver tu cuerpo más allá de una valoración física: “¡Ser bello no es realmente importante!”, “Lo más interesante sobre mí no es mi cuerpo”

En resumen, el body positive tiene como fin último cambiar la definición de belleza en nuestra sociedad, y sin embargo el body neutrality busca cambiar el valor que le damos a la belleza en nuestra sociedad.

No importa cuál escojas, puedes identificarte con una, u otra o con las dos, ya que ambos invitan a cuidar de tu cuerpo, aceptándolo, respetándolo y queriéndolo; y esto es algo maravilloso, ya que al hacerlo estarás trabajando tanto en tu autoestima como en tu amor propio, encaminando tu desarrollo y evolución como persona hacia tu bienestar emocional.

Trabaja tu autoestima y amor propio de la mano de psicólogos titulados, colegiados y con experiencia en TherapyChat. 

Artículos relacionados

saber-comunicarme-en-mi-puesto-de-trabajo

Por qué es importante saber comunicarme en mi puesto de trabajo 

consejos-para-primeras-citas

Consejos para primeras citas

depresion-o-tristeza-sus-principales-diferencias

Depresión o tristeza, sus principales diferencias

Descarga nuestra aplicación

4,6/5
4.6/5

Sabemos que dar el paso para empezar a cuidarte no siempre es fácil. Por ello, esta semana te ofrecemos un 20% de descuento en tu primera suscripción. Usa el código: PLAN20

¿Quieres recibir una dosis semanal de psicología?

Recibe semanalmente el mejor contenido, información, curiosidades y consejos acerca de diferentes áreas de psicología

Suscríbete a nuestra newsletter

Al hacer clic en el botón “Suscribirme” manifiestas que has leído y aceptado nuestra Política de Privacidad y Cookies