Ansiedad

La ansiedad es un sentimiento de inquietud, nerviosismo, preocupación, temor o pánico constante por aquello que está a punto de ocurrir o puede ocurrir que nos bloquea e impide llevar a cabo nuestra rutina de forma normal.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción normal, como la alegría o la tristeza, y como tal tiene su función positiva para nosotros, que es alertarnos de algún peligro para que así podamos reaccionar a tiempo y protegernos. De hecho, movernos en niveles de ansiedad moderados nos permite estar suficientemente motivados y activados para afrontar retos sin sentir malestar. El problema sucede cuando la ansiedad no cumple su verdadera función que es la de ayudarnos. Cuando por ejemplo aparece ante situaciones que realmente no suponen un peligro, situaciones cotidianas como por ejemplo conducir o interrelacionarnos. O cuando tomamos la situación como mucho más dramática de lo que es, como hacer un examen. Además, si la ansiedad se mantiene de forma prolongada en el tiempo podemos llegar a quemar nuestros recursos mentales y físicos y es entonces cuando es importante tratarla.

Síntomas de la ansiedad

La ansiedad existe en tres tipologías:

  • Cognitiva: podrás identificarlo en forma de preocupaciones, pensamientos negativos, anticipación de desgracias, magnificación del problema, y problemas de concentración y memoria
  • Fisiológica: podemos observar temblores, tensión muscular, palpitaciones, sensación de ahogo, sudoración, mareos, náuseas y problemas digestivos entre otros. Esta alta activación de nuestro organismo también nos afecta al sueño, la alimentación y a la respuesta sexual
  • Conductual: se refiere a nuestras reacciones observables, es decir, a cómo expresamos las emociones tanto a nivel verbal como a nivel no verbal, como puede ser el moverse con mayor agitación, los tics nerviosos, etc.
ver más ver menos
  • Conductual: se refiere a nuestras reacciones observables, es decir, a cómo expresamos las emociones tanto a nivel verbal como a nivel no verbal, como puede ser el moverse con mayor agitación, los tics nerviosos, etc.

Cómo superar la ansiedad

La ansiedad como trastorno, es decir, la ansiedad que no es adaptativa, es muy común debido al ritmo de vida que llevamos hoy en día y por ello también ha sido muy estudiada a nivel científico. Por ello contamos con protocolos muy efectivos que personalizamos para las circunstancias concretas de cada persona.

Existen técnicas que inciden en cada uno de los tres tipos de respuesta que hemos mencionado, y que además inician una cascada de mejoras en cada una de las otras tipologías.

Está demostrado que la ansiedad se beneficia mucho del aprendizaje de técnicas de respiración y relajación, del debate del pensamiento irracional, de la psicoeducación emocional, de la clarificación de tus valores vitales, de la toma de decisiones, o de la exposición controlada y gradual a tus miedos, por nombrar algunas de las técnicas que podrás llevar a cabo junto a tu profesional.

ver más ver menos

Está demostrado que la ansiedad se beneficia mucho del aprendizaje de técnicas de respiración y relajación, del debate del pensamiento irracional, de la psicoeducación emocional, de la clarificación de tus valores vitales, de la toma de decisiones, o de la exposición controlada y gradual a tus miedos, por nombrar algunas de las técnicas que podrás llevar a cabo junto a tu profesional.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción normal, como la alegría o la tristeza, y como tal tiene su función positiva para nosotros, que es alertarnos de algún peligro para que así podamos reaccionar a tiempo y protegernos. De hecho, movernos en niveles de ansiedad moderados nos permite estar suficientemente motivados y activados para afrontar retos sin sentir malestar. El problema sucede cuando la ansiedad no cumple su verdadera función que es la de ayudarnos. Cuando por ejemplo aparece ante situaciones que realmente no suponen un peligro, situaciones cotidianas como por ejemplo conducir o interrelacionarnos. O cuando tomamos la situación como mucho más dramática de lo que es, como hacer un examen. Además, si la ansiedad se mantiene de forma prolongada en el tiempo podemos llegar a quemar nuestros recursos mentales y físicos y es entonces cuando es importante tratarla.

Síntomas de la ansiedad

La ansiedad existe en tres tipologías:

  • Cognitiva: podrás identificarlo en forma de preocupaciones, pensamientos negativos, anticipación de desgracias, magnificación del problema, y problemas de concentración y memoria
  • Fisiológica: podemos observar temblores, tensión muscular, palpitaciones, sensación de ahogo, sudoración, mareos, náuseas y problemas digestivos entre otros. Esta alta activación de nuestro organismo también nos afecta al sueño, la alimentación y a la respuesta sexual
  • Conductual: se refiere a nuestras reacciones observables, es decir, a cómo expresamos las emociones tanto a nivel verbal como a nivel no verbal, como puede ser el moverse con mayor agitación, los tics nerviosos, etc.
ver más ver menos
  • Conductual: se refiere a nuestras reacciones observables, es decir, a cómo expresamos las emociones tanto a nivel verbal como a nivel no verbal, como puede ser el moverse con mayor agitación, los tics nerviosos, etc.

Test de ansiedad

¿Tengo ansiedad?

Cómo superar la ansiedad

La ansiedad como trastorno, es decir, la ansiedad que no es adaptativa, es muy común debido al ritmo de vida que llevamos hoy en día y por ello también ha sido muy estudiada a nivel científico. Por ello contamos con protocolos muy efectivos que personalizamos para las circunstancias concretas de cada persona.

Existen técnicas que inciden en cada uno de los tres tipos de respuesta que hemos mencionado, y que además inician una cascada de mejoras en cada una de las otras tipologías.

Está demostrado que la ansiedad se beneficia mucho del aprendizaje de técnicas de respiración y relajación, del debate del pensamiento irracional, de la psicoeducación emocional, de la clarificación de tus valores vitales, de la toma de decisiones, o de la exposición controlada y gradual a tus miedos, por nombrar algunas de las técnicas que podrás llevar a cabo junto a tu profesional.

ver más ver menos

Está demostrado que la ansiedad se beneficia mucho del aprendizaje de técnicas de respiración y relajación, del debate del pensamiento irracional, de la psicoeducación emocional, de la clarificación de tus valores vitales, de la toma de decisiones, o de la exposición controlada y gradual a tus miedos, por nombrar algunas de las técnicas que podrás llevar a cabo junto a tu profesional.

Test de ansiedad

¿Tengo ansiedad?

Algunos de nuestros especialistas

Untitled design (44)
Oscar_Corbella_ansiedad
Maria_Calvo_ansiedad

Sabemos que dar el paso para empezar a cuidarte no siempre es fácil. Por ello, esta semana te ofrecemos un 20% de descuento en tu primera suscripción. Usa el código: PLAN20